La aparición de las nuevas tecnologías en nuestro día a día ha hecho posible que el uso de las TIC en el aula se incremente considerablemente en los últimos años. Y es que las TIC han cobrado una gran relevancia en nuestro entorno, disponiendo de un amplio catálogo de aplicaciones en diversos sectores como el entretenimiento, la administración, la robótica, la educación y todo tipo de empresas.

Concretamente, en este artículo de nuestro blog nos gustaría analizar el impacto del uso de las TIC en el aula y para ello vamos a empezar entendiendo mejor el término TIC.

Antes de empezar… ¿qué son las TIC?

Al hablar de TIC nos referimos a las tecnologías de la información y la comunicación. Si tuviéramos que definir el término, seguramente lo haríamos como “conjunto de técnicas y dispositivos basados en las nuevas herramientas tecnológicas y a los distintos soportes y canales de información y comunicación”. A ello podríamos añadir el proceso de obtener, almacenar, procesar y transmitir informaciones de forma digital.

El notable incremento del uso social de las TIC y su enorme impacto es un aspecto que no puede pasar desapercibido en el mundo de la educación. Las TIC se están convirtiendo ya en una herramienta fundamental para los nuevos docentes y el alumnado dentro del aula.

Tecnología para utilizar en el aula

El uso de las TIC se encuentra tan extendido en la sociedad, que las aulas no deben ser menos, y deben apostar por aprovechar lo que éstas nos pueden aportar. Siempre, eso sí, enseñando a niños y jóvenes a utilizarlas de manera consciente y segura.

El sector educativo debe asumir la responsabilidad de ir implementando todas las tecnologías que puedan favorecer de algún modo el aprendizaje de los alumnos, y asegurarse de que aprendan a dominarlas en un mundo en el que ya forman parte de vida profesional y su entorno social.

¿Cuáles son las tecnologías más utilizadas en el aula?

  • Blogs y redes sociales: nos da posibilidad de crear grupos de trabajo donde los alumnos exponen o discuten sobre distintos temas, publican contenidos relacionados con las asignaturas, etc.
  • Planificación a través de herramientas: calendarios y gestores de tareas son muy útiles para programar exámenes, entregas, crear flujos de trabajo, etc.
  • Almacenamiento de datos en la nube: nos permite la posibilidad de trabajar de manera colaborativa y donde se pueda acceder desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar. Algunas de las herramientas que usan esta tecnología son paquetes ofimáticos, almacenamiento, etc.
  • Pizarras digitales y mesas interactivas: las pizarras permiten proyectar y controlar imagen desde un ordenador, realizar anotaciones y comentarios y guardar y/o enviar la pantalla por correo electrónico. Las mesas interactivas dan la posibilidad de que los alumnos interactúen directamente con la superficie.

En el caso de las plataformas e-learning como Pedagoo, a estas herramientas se añade la digitalización total de la evaluación, incluyendo miles de preguntas de examen, progreso detallado de los alumnos, estandarización de evaluaciones o creación de flujos de trabajo.

Beneficios del uso de las TIC en las aulas

En nuestro anterior artículo del blog ya hablamos sobre los claros beneficios de las plataformas e–learning para la educación, centrándonos en esta ocasión en las ventajas de las TIC en general.

Está demostrado que el uso de las TIC en el aula incrementa la motivación de los alumnos, mostrando más interés e implicándose de mayor manera en las áreas que estudian. Las TIC posibilitan la utilización de novedosos recursos educativos y la renovación de los métodos de aprendizaje, estableciendo una colaboración más activa de los alumnos y la adquisición simultánea de conocimientos tecnológicos.

Del mismo modo, las TIC son de gran ayuda a la hora de desarrollar la capacidad de discernimiento. Ser capaces de buscar diversas fuentes y contrastarlas, así como de estructurar las informaciones son algunas de las habilidades más notables que desarrolla el alumnado gracias al uso de las TIC. Pero hay más ventajas:

  1. Su interés por aprender crece como la espuma: gracias a la utilización de recursos tan ricos y variados como pueden ser los vídeos, webs, gráficos y juegos, las asignaturas más tradicionales resultan más interesantes. Los contenidos multimedia son una herramienta muy útil para acercar las distintas materias al alumnado de una forma completa y entretenida.
  2. Interactividad: el uso de las TIC en el aula promueve la actitud activa y participativa del alumnado, que se implica en el aprendizaje y se sitúa como protagonista del mismo.
  3. Colaboración entre los alumnos: la colaboración entre el alumnado se ve claramente potenciada gracias a las diversas herramientas digitales. Para ellos resulta mucho más sencillo crear proyectos en equipo, cooperar y aprender unos de otros.
  4. Potencian la creatividad: las herramientas TIC estimulan el desarrollo de la imaginación, así como la iniciativa de todos los miembros de la clase.
  5. Incremento de la comunicación: se favorece la comunicación cercana entre alumnos y profesores a través de diversos canales, de un modo más espontáneo y menos formal.
  6. Personalización y contenido al día: los entornos digitales permiten la actualización en tiempo real de todas las informaciones y recursos. Además, es posible ajustar las herramientas y contenidos a realidades locales y cercanas.

En Pedagoo somos conscientes de que ya en la actualidad, y aún más en el futuro, las competencias digitales serán básicas a la hora de determinar la entrada en el mundo laboral y para desenvolverse en la vida en general. Por ello, el uso de las TIC en el aula está más que justificado.